¿Quieres asociarte?


Tenemos como objetivo principal promover la hermandad entre ticos y nicas donde quiera se encuentren.

Por ello impulsamos a las personasa unirse a tan importante causa.


Desmenuzan lo negativo de Ley de Migración tica << Volver

Desmenuzan lo negativo de Ley de Migración tica

Sixto Valladares | Nacionales

 

Los altos costos en los trámites de residencia y permisos laborales contenidos en la Ley de Migración de Costa Rica, las redadas masivas y el trato discriminatorio hacia los nicaragüenses, fue motivo de críticas de parte de la primera cónsul nicaragüense Aminta Ortiz.

Ortiz participó junto a la directora de Migración, Kathya Rodríguez, en el “Encuentro Ecuménico: dos pueblos, una familia”, organizado por la asociación Ticos y Nicas somos hermanos.

Primero la directora resaltó las “bondades” de la Ley Migratoria vigente desde Costa Rica, cuya reglamentación no se ha concretado, pero luego, Ortiz señaló sus debilidades, como los altos costos para documentarse y el doble pago a la salud estatal de las personas migrantes.

Sobre los altos costos, la ley exige un depósito de 250 dólares por el cambio de categoría, pero si el trámite se deniega, este dinero no es reembolsado al solicitante.

Un cambio de categoría puede ser cuando alguien tiene un permiso de trabajo y opta por la residencia. También cuando se está irregular y tramita la cédula de residencia.

Según Rodríguez, los altos costos fueron contemplados en la ley para sostener económicamente la gestión migratoria y mejorar el servicio.

Ortiz señaló también que los nicaragüenses están expuestos a pagar el doble por salud. Primero al cotizar a la Caja del Seguro Social, y luego al pagar un canon migratorio de 25 dólares anuales que cobra el Estado para sufragar costos de salud y de educación.

La xenofobia de algunos funcionarios en el trato hacia los nicaragüenses, las redadas en parques y el decomiso de documentos, también fueron expuestos por la funcionaria nicaragüense.

Rodríguez defendió que la Policía Especial de Migración no decomisa ni cédulas ni pasaporte, sino que establece controles, y si se detecta que el nicaragüense puede regularizarse, se le pone en libertad.


Link: http://www.elnuevodiario.com.ni/nacionales/114669