¿Quieres asociarte?


Tenemos como objetivo principal promover la hermandad entre ticos y nicas donde quiera se encuentren.

Por ello impulsamos a las personasa unirse a tan importante causa.


Vemos el germen de una dictadura en Nicaragua << Volver

Gracias al Obispo Silvio Báez por su participación en el Encuentro Ecuménico 2011!!

 

SILVIO BÁEZ, OBISPO AUXILIAR DE MANAGUA
‘Vemos el germen de una dictadura en Nicaragua’
Religioso critica la falta de ética y moral en la que se mueve la política de su país
Visitó San José como expositor de un encuentro ecuménico celebrado ayer


El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, aseguró que en Nicaragua se está gestando, a corto plazo, una dictadura.



El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, visitó Costa Rica ayer con motivo de un encuentro ecuménico en la capital, San José.

Según el religioso, actualmente existen situaciones políticas en su país que parecen cumplir el mismo ciclo de los años setenta, cuando Nicaragua vivía bajo el régimen de los Somoza.

“En este momento no se puede hablar de una dictadura donde no hay libertad de expresión o donde el Gobierno ejerce violencia contra las personas. Pero sí vemos el germen de una dictadura creciendo en Nicaragua. Vemos como si se estuviera ya formando”, dijo a La Nación.

El obispo visitó ayer Costa Rica en un viaje relámpago, para participar como expositor del Encuentro Ecuménico Dos pueblos - una familia, organizado por la Asociación Ticos y Nicas: Somos Hermanos, en Moravia, San José.

La posición del obispo se enmarca dentro del clímax político que viven los nicaraguenses con motivo de las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

El actual presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se postula para la reelección, por 5 años más.

Según Báez, la falta de ética y moral en la política actual, así como el acaparamiento de medios de comunicación televisivos y radiales por parte del Gobierno, el irrespeto a la Constitución Política y el Estado de derecho, lo hacen vislumbrar un futuro político poco alentador.

“El actual gobierno, si continúa en el poder, debería purificar los proyectos sociales, eliminar privilegios a las personas afines al partido o gobierno, fortalecer las instituciones democráticas y reconstruir el Estado de derecho del país, donde el poder esté sujeto a la ley y no la ley en modo arbitrario en manos de una persona. Es el único modo de salvar la democracia en Nicaragua”, expresó.

Existe división. El religioso aceptó que existe gran polarización en la sociedad. Aseguró que la Iglesia católica llama al diálogo para evitar conflictos, pero no recibe apoyo.

“Existen posiciones a veces irreconciliables a nivel político. La Iglesia ha invitado a un diálogo, a una concertación, a un nuevo pacto social, pero nuestro llamado no es escuchado por el actual Gobierno”, explicó.

Ante ello se le consultó qué papel juega entonces el cardenal, Miguel Obando y Bravo (retirado), que abiertamente se integró a la campaña electoral del presidente Ortega.

“El cardenal es una personalidad brillante que ha pasado a la historia del país, su cercanía al Gobierno es una decisión de él. Él no pertenece a la Conferencia Episcopal, es emérito, no tiene una iglesia a su cargo, no tiene potestad jurídica ni pastoral en ninguna diócesis, es un obispo retirado”. Agregó que la Iglesia católica busca unir a los nicaraguenses.


Link: http://www.nacion.com/2011-09-22/Mundo/-lsquo-vemos-el-germen-de-una-dictadura-en-nicaragua-rsquo-----.aspx